Los chorros de agua y gas que sorprenden al Campo de Calatrava

Posted on

Se imaginan ir andando por el campo y, de repente, encontrarse con un chorro que expulsa con fuerza agua carbonatada, como si alguien hubiera descorchado una botella de una bebida gaseosa a ras de tierra. Eso es lo que le ocurrió el pasado viernes a un grupo de paseantes que iban caminando por Valenzuela de Calatrava, entre las localidades ciudadrealeñas de Pozuelo de Calatrava y Aldea del Rey, cerca del río Jabalón.

Lo primero que hicieron estas personas fue comenzar a grabar vídeos y hacer fotos de este fenómeno tan curioso, aunque ya no tanto en esta comarca de Ciudad Real, en la que ya están acostumbrados a estos potentes chorros que salen de la tierra y que pueden llegar a varios metros de altura. «Chorros, que no géiseres», como aclaran los expertos.

Fue a principios del verano del año 2000 cuando se documentó el primero, y quizá el más sorprendente de esos episodios, en Granátula de Calatrava, puesto que allí el agua carbonatada llegó a alzarse a unos 50 metros de altura. La noticia saltó a los principales titulares de casi todos los medios de comunicación ya no solo provinciales o regionales, sino también nacionales e internacionales.

Ese fue el primero de una serie de episodios de este tipo que se han ido dando con cierta frecuencia en una determinada zona: el Campo de Calatrava. Esta comarca situada en el centro de la provincia de Ciudad Real se caracteriza, geomorfológicamente, por sus cerros de origen volcánico y por sus lagunas. No en vano, según se calcula, este territorio está plagado de unos 350 volcanes en su subsuelo y ahora aspira a ser declarado «geoparque» por parte de la Unesco.

Ese primer chorro no solo sorprendió a los profanos en la materia, ya que atrajo a un buen número de turistas y curiosos a ese punto de la localidad de Granátula de Calatrava donde apareció, sino que también llamó la atención de los expertos. Uno de los estudiosos de este tipo de fenómenos es Rafael Gosálvez Rey, director del grupo Geovol (Geomorfología, Territorio y Paisaje en Regiones Volcánicas) de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), que explica a ABC que «el origen del mismo es volcánico, apareció tras pinchar una bolsa de agua subterránea y estuvo activo durante más de seis meses».

A ese primer episodio le siguieron bastantes más y con más continuidad a partir de 2010 y hasta la actualidad se han documentado ocho chorros de este tipo, algunos más activos, aunque de forma intermitente y otros que pararon en su momento y no han vuelto a aparecer. De hecho, según cuenta Gosálvez Rey, llama la atención que durante la pandemia se detectaron otros tres en Miguelturra, Almagro y Bolaños de Calatrava, que es la zona más propicia para su aparición, en el valle del río Jabalón, que es el principal afluente del Guadiana en su margen izquierda.

Así, hasta el último que se detectó el pasado viernes en Valenzuela de Calatrava, cuyo origen es también fruto de un sondeo con fines agrarios. En una primera visita, el domingo, se localizó el chorro y se comprobó que se trataba de una salida muy cuantiosa de agua y dióxido de carbono a través de un pozo perforado para regadío procedente de algún acuífero.

«Esta salida de gas carbónico y agua había generado una serie de cárcavas en el terreno que dirigían el agua hacia la llanura de inundación del río Jabalón, generando un encharcamiento de miles de litros de casi media hectárea de superficie y unos pocos centímetros de profundidad», relata el director de Geovol. El también profesor de Geografía Física de la UCLM señala que el agua presentaba, en boca, una alta concentración de hierro y gas carbónico, con un sabor que recordaba a las fuentes agrias que salpican todo el centro de la provincia de Ciudad Real, como la famosa de Puertollano.

Sin embargo, no fue hasta el lunes cuando este grupo de la UCLM pudo disponer de los equipos de medición oportunos para analizar los gases y las características hidroquímicas del agua expulsada, aunque habían dejado ya de salir, debido al comportamiento que tienen en ocasiones este tipo de fenómenos de aparecer y desaparecer.

Altos valores de gases

Gosálvez Rey asegura que los propietarios del terreno han aprovechado este parón para tapar el chorro, pero a pesar de ello se pudo analizar la salida de dióxido de carbono, presentando un valor máximo de 844 ppm (partes por millón), el doble del valor normal en el aire, y de monóxido de carbono con pulsaciones de hasta 300 ppm, doce veces más alta que los valores recomendados por la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos.

El análisis de las imágenes que llegan cada cinco días procedentes del satélite Sentinel 2 de la Agencia Espacial Europea (ESA) ha permitido a Geovol determinar que este chorro se inició entre el 27 de julio y el 1 de agosto, que a mediados del mes de agosto dejó de funcionar y volvió a retomar su actividad entre el 21 y 26 de agosto, finalizando de nuevo su actividad el día 29.

«Este tipo de fenómenos no son naturales», aclara el investigador de la UCLM, que explica que «lo natural es que los gases se liberan de manera tranquila a través de hervideros y fuentes agrias, como los que existen en el Campo de Calatrava desde tiempos inmemoriales». Incluso, recuerda que desde el siglo XIX se usaban con fines terapéuticos y medicinales para tratar problemas de salud, especialmente del aparato digestivo. Sin embargo, se lamenta de que muchas esas zonas de baño y de extracción de agua se han perdido o abandonado, aunque apunta que en los últimos cuatro años se han recuperado tres hervideros en Aldea del Rey, Carrión de Calatrava y Piedrabuena.

En cualquier caso, el director del grupo Geovol dice que «los análisis realizados para dirimir la procedencia del dióxido de carbono y otros gases como helio y radón que salen de estos chorros y de los hervideros indican que tienen su origen en el manto terrestre, suponiendo una ventana que conecta el interior de la tierra con la superficie terrestre a través de un complejo sistema de accidentes tectónicos».

Tras el último episodio en Valenzuela de Calatrava, Gosálvez Rey avisa de que «si lloviera en los próximos meses, podrían darse nuevos chorros». Por eso, se dirige a la Confederación Hidrográfica del Guadiana para que sea prudente a la hora de conceder permisos de extracción de agua de los acuíferos del Campo de Calatrava porque, en su opinión, «hay muchos pozos ilegales para regadío y se puede perder mucha agua en tiempos de sequía».

Jasaseosmm.com Smm Panel is the best and cheapest smm reseller panel Buy Twitter Verified Badge for instant Instagram likes and followers, Buy Verification Badge, Youtube views and subscribers, TikTok followers, telegram services, and many other smm services. telegram, and many other smm services.